Sin duda el porno ha sido la única parte del negocio cinematográfico que no sólo ha salvado la aparición de internet sino que lo ha convertido en un negocio que mueve miles de millones al año. El cine convencional debería aprender de esta industria. Curiosamente el gran cambio vino por no repetir en la web lo que se hacía en las salas de cine sino por cambiar el producto y hacerlo más corto, más intenso y más rápido. Así surgieron hace años en Estados Unidos las webs de porno de escenas. Originalmente la cosa era un poco ingenua y las productoras vendían más o menos lo de siempre, pero poco a poco la cosa se fue sofisticando y hoy en día tenemos miles de webs temáticas que nos venden escenas de lo más variopinto. Sin duda la palma se la llevan los japoneses pero en España no nos quedamos cortos y sino pásense por la web de Torbe.

En The Cool Pornographers lamentamos la paulatina desaparición de las historias dentro del cine porno y su sustitución por unas imágenes más o menos bellas de actores practicando sexo.

Dentro de toda esta vorágine de páginas de escenas se ha hecho muy popular X-Art.  En esta web no se inventan nada, las escenas no tienen más historias que bellos actores haciendo sexo, eso sí, lo que hacen lo hacen muy bien. Lo primero es que tienen una selección de actores y actrices espectacular. Nada de cuerpos artificiales, siliconados y cachimanes de gimnasio. Lo que vemos son chicas y chicos con cuerpos bellos y naturales.

 

Además la estética es muy minimal, no vemos los típicos vestuarios horteras, las chicas vestidas como zorras y los chicos como monitores de gimnasio y los escenarios son muy sencillos.

No contentos con lo anterior en X-art están descubriendo un montón de nuevas actrices tremendamente guapas y valiosas.

Por último nos gustaría destacar la iluminación, muy lograda, que permite disfrutar de los videos HD en su máximo explendor.

A pesar de todo x-art tiene una pega, ¿quiénes son los chicos que actúan? Tras una búsqueda por todas las pestañas no hemos podido encontrar quienes son los modelos y es que no aparecen ni sus nombres ni sus fotos. Ellos ejercen como simples acompañantes de las actrices, únicas protagonistas en el site. Como ocurre en otras páginas (y en el mundo del porno en general) las chicas hetero salen perdiendo.

En fin, la web ha tenido tanto éxito que le han salido unas cuantas imitadoras y ahora todo el mundo gira hacia un porno más cuidado y bello. Bien por X-Art!

Aquí, aquí y aquí algunos bonitos ejemplos de su trabajo.