Tu nombre real vale cada vez menos en las redes. Yo elegí ser Vladimir Yakutin. Se convirtió en mi segunda piel porque llevo medio vida vinculado a Rusia. Me siento cómodo siendo Vladimir Yakutin. La verdad es que entré en la fotografía por una casualidad maravillosa y he hecho de esto mi vida y mi profesión. Tengo la fe del converso con este arte, así que lucho por él y lo defiendo a capa y espada. Me relaja fotografiar la belleza efímera de un cuerpo humano femenino, tratando de sacar la sensualidad y la sexualidad de quien se atreve a posar para mí. Realmente, si se dan las condiciones con la modelo, entro en trance en las sesiones, es casi un acto religioso. Fue una revelación conocer la obra de Richard Kern, de Man Ray, de Robert Mappelthorpe, de Kesler Tran y muchos otros que me inspiran y me llenan de luz. El resto se puede ver en mis fotos.

Hace un par de días pudimos hablar con Vladimir acerca de su trabajo, sus fotografías y su inspiración. Hoy os presentamos algunas de sus imágenes que más nos han gustado: