Apollonia Saintclair es la artista que se esconde detrás de las ilustraciones que hoy os presentamos y que nos han llamado tremendamente la atención.

“El sexo está en la mente de todos. El mundo se divide en dos categorías: los que tienen una relación profunda, sana, alegre, variada y relajada con la sexualidad. Y los que tienen una relación patológica con ella. Ambas categorías son interesantes y por supuesto su recepción del arte erótico es muy diferente. Personalmente, la trivialización me parece tan insoportable como el puritanismo. El hecho de que mis dibujos puedan servir como fuente de inspiración para alguno de mis seguidores es un gran cumplido. Todos necesitamos el arte como un espejeara contemplar de forma más segura nuestros deseos. De hecho, irónicamente, mi dibujo más popular representa una escena de amor de pura pasión”.

 

“Estoy convencida de que mis dibujos son más importantes que yo. Si llegan al público, es debido a las emociones que llevan y no por cualquier información sobre el autor. El sexo en mi trabajo tiende a atraer a los admiradores que a menudo me confunden con mis diseños”.

La temática en el trabajo de Apollonia Saintclair es claramente erótica. Su erotismo es elegante, divertido, provocativo y enormemente femenino. Las mujeres son las protagonistas absolutas y son ellas quien marcan el ritmo. Sus personajes femeninos tienen un papel activo, gozan y se estimulan entre ellas, y a veces dejan que el personaje masculino entre en su juego como un invitado al que se le permite formar parte ocasionalmente. Sus mujeres son hermosas, descaradas y seguras de su propia naturaleza, creando en cada ilustración una ventana en la que el espectador se asoma de forma vouyerística. Su proceso creativo se basa en una concepción onírica de como subliminar su erotismo latente a través de la expresión artística.

 

vía: enkil