Hemos descubierto recientemente este experimento de Durex Australia que lleva por nombre Fundawear. En él, los protagonistas tienen la oportunidad de probar prendas de ropa interior diseñadas para sentir las caricias que, a distancia, les envía su pareja a través de una app de smartphone. ¿Os atreveríais a probarla?

Lo cierto es que no tiene mala pinta. Vale, siempre es mejor acariciarse en vivo y en directo; pero está pensado especialmente para parejas que viven distanciadas.


Al ver el vídeo, nos hemos acordado de otros juguetes para disfrutar a distancia, como el klic klic, del que ya os hablamos hace bastante tiempo cuando visitamos el Salón Erótico de Barcelona. Aun así, nos ha interesado lo suficiente como para averiguar cómo están hechas las prendas y cómo es la tecnología que las acompaña, así que os dejamos dos vídeos más en los que diseñadora e ingeniero nos explican cómo las han resuelto.

Creemos que aun estando en la misma casa, o en la misma habitación; este experimento tiene que dar bastante juego. Ojalá podamos probarlo pronto.