Céline Bara fue la primera actriz porno francesa en presentarse como candidata a un cargo de elección popular. El 2012 lanzó su postulación a diputada al Parlamento de Francia, y nada menos que bajo su propia agrupación llamada Movimiento Ateo y Libertino. Ella y su marido se declaran de extrema izquierda y antifascistas, este es su vídeo de presentación:

En su programa destacan las libertades humanas, sexuales, y la igualdad absoluta entre ciudadanos. La estética de la campaña está bastante lograda, con referencias claras a los clásicos comunistas, el color rojo, la estrella la hoz y el martillo etc…

Como actriz porno se dedicó al hardcore realizando todo tipo de escenas. Es de las pocas que usa su nombre real reivindicando la normalidad de este género. Según reconoce en su biografía su homosexualidad se le reveló a lo largo de su carrera profesional. Fundó una productora con más de 180 películas estrenadas y protagonizó muchas de ellas. Una de sus prácticas preferidas es el fisting por lo que os dejamos un vídeo donde lo pone en práctica con dos compañeras.