A veces la monotonía y la rutina hace que la calidad y la variedad de nuestras relaciones sexuales parezcan un reto difícil de asumir; sin embargo, siempre es más fácil reavivar la llama y mejorar nuestras técnicas de seducción con juegos que comiéndonos la cabeza. Y es que cuando relacionamos el sexo con algo aburrido, no nos apetece repetir…Por eso en este post vamos a presentarte algunos trucos para dinamizar un paso imprescindible en tus preliminares: el sexo oral.

 

couple-731890_1920

1.-Ojos vendados para potenciar otros sentidos

Una bufanda, un fular o incluso su propia camisa, cualquier prenda puede servirte para vendar los ojos a tu pareja. Lo importante es bloquear su sentido de la vista para poder potenciar los demás: el tacto, el oído, el olfato y el gusto.

Y además, también cobrará un peso importante la curiosidad y el misterio, de la mano del morbo, por lo que va a pasar a continuación. Tu pareja no tendrá que hacer nada, solo disfrutar. Y si a ti te da reparo practicarle sexo oral a tu pareja, esta técnica también te será de ayuda, ya que al no sentirte observado podrás relajarte y dejarte llevar por la experiencia.

 

2.-Jugar a las ataduras

Juega a las ataduras con esposas, con bufandas o con un fular. Ata las manos a la espalda, a una silla o al cabecero de la cama. El objetivo es, igual que en el juego anterior, bloquear uno de los sentidos para dar fuerza a los otros. En este caso, permitimos ver pero no tocar.

¿Ventajas? El sentido del tacto sigue presente, aunque nadie ha dicho que solo sintamos cosas con las manos. Sin duda, es una de las formas más divertidas de provocar el deseo sexual. Si te da vergüenza, no dudes en recurrir también a la venda de los ojos.

 

3.-No apartes la mirada

Con los ojos decimos muchas cosas, y más aún mientras practicamos o recibimos una felación o un cunnilingus. El sexo oral es una de las mejores formar de transmitir confianza en el plano sexual y de subir la temperatura de cualquier encuentro. Sin duda, el poder de una mirada es excepcional.

 

4.-¿Con luz o sin luz?

La luz siempre juega un papel muy importante porque el sexo también entra por la vista. Y en una práctica tan visual como el sexo oral, la situación no podía ser diferente. Por esa razón, te invitamos a jugar haciendo lo contrario a lo que estés acostumbrado.

Si siempre has sido de las personas que quiere verlo todo, apaga la luz. Si siempre has querido una hacerlo en una luz en penumbra, sal de tu zona de confort y prueba cosas nuevas. Será como verle la cara a un viejo conocido.

5.-De primer plato: sexo

Nadie ha dicho que el mejor sexo siempre requiera tiempo y largos preliminares. El sexo espontáneo y por sorpresa puede ser muy gratificante; y en especial el sexo oral nos permite cumplir esta fantasía con mayor facilidad.

 

6.-Acompáñate de una escena erótica o una película porno

Como si de compañeros de cama se tratasen, practicar sexo al compás de los actores puede ser un estímulo divertido que ayude a salir de la rutina y aporte vigor a la relación. Y es que ante un estímulo sexual, nuestro cuerpo suele dar una respuesta sexual.

 

7.-Monta tu propia escena con un disfraz erótico o un rol diferente

Interpretar un papel diferente hará que te sientas diferente. De modo que si estas acomodado a la rutina, podrás ser una nueva persona, con nuevas energías. No es necesario que recurras a los disfraces fetiches clásicos, simplemente que te ayudes de algún accesorio o adoptes un rasgo de personalidad que te ayude a asumir un nuevo papel.

Existen muchos más juegos para estimular el sexo oral, pero estas son algunas ideas para ayudarte a salir de la rutina y disfrutar de esta práctica. El sexo es variado, pero ello no quiere decir que probemos todo. Lo importante es que pongamos siempre pasión y ganas en las cosas que sabemos que ya nos gustan.