Seguimos revisando el kamasutra anal y hoy os traemos otras 5 nuevas posturas con las que os aseguramos que vais a disfrutar al máximo de esta práctica. Eso sí, esta vez hemos aumentado considerablemente la dificultad, así que ya podéis venir entrenados/as 😉

1. La silla

Vale, hasta ahora no habíamos empleado ningún otro elemento que nuestros cuerpos para realizar las posturas; pero la verdad es que esta nos parece de lo más cómoda, sobretodo para la persona que está sentada encima de la silla, taburete, banco, etc. Es muy importante que saque el culo un pelín hacia afuera, hacia el final del asiento, porque sino será más complicado para su compañero/a.
Para quien está abajo, recomendamos que coloque un cojín debajo de las rodillas o, dependiendo de la altura del asiento, que se coloque de cuclillas, de pie, etc. Además, esta persona puede ayudarse agarrando las caderas o los hombros de quien esté sentado.

2. Polos opuestos

La postura de los polos opuestos vendría siendo lo contrario de la cucharita (de la que no os hablaremos en este post porque sabemos que sois capaces de imaginárosla vosotros solitos :p).

La cabeza de de quien realice la penetración estará justo detrás de los pies de quien será penetrado/a, pudiendo metérlos por entre sus piernas, como en la imagen. Esta posición para el sexo anal es especialmente buena si os gusta jugar con los pies, lamerlos, moderlos, etc, ya que significa que podréis prestar mucha atención a los pies con ambas manos y la boca.

Esta posición resulta más fácil para penetrar cómodamente. Puedes llevar las rodillas hacia el pecho y luego enderezar de nuevo una vez que los dos estéis cómodos.

 

3. Con pelota

Como su propio nombre indica, para esta postura vas a necesitar una pelota como las que se utilizan en la práctica del yoga.

Seguro que jamás has probado a hacerlo encima de una pelota. Si es así, te recomendamos que pruebes a experimentar con una ya que las posibilidades son infinitas.

La persona que será penetrada será a que se tumbe boca abajo sobre la pelota, apoyando su estómago y con las piernas muy juntas. Quien penetre lo hará con las piernas por fuera, de forma que le resulte sencillo empujar. Puede aprovechar para agarrarse de su cintura, cadera u hombros y así ayudarse mutuamente a mantener el equilibrio.

 

4. A las puertas del cielo

La verdad es que no se nos ocurría mejor nombre para esta postura…

Esta postura es buena no sólo para el sexo anal. Tanto en el sexo vaginal, como en el anal es muy fácil acceder al punto G gracias a los ángulos que se crean durante su práctica.

La persona que vaya a penetrar tiene que acostarse boca arriba, con sus piernas abiertas sólo un poco y con los pies fijos para así poder mantener el equilibrio. A continuación, quien vaya a ser penetrado/a, deberá sentarse encima tal cuál podéis observar en la foto, dejando caer el cuerpo y extendiendo sus brazos para estabilizarse.

La persona que está debajo tiene un buen acceso para acariciar pechos, clítoris, pene, etc; así que con esta postura conseguiremos una mayor excitación.

 

5. ¿¿¿¿???

De verdad que nos sentimos incapaces de ponerle nombre a esta postura. Si se te ocurre alguno, puedes dejárnoslo en un comentario. Gracias por la ayuda 🙂

Esta postura requiere algo de flexibilidad, fuerza y equilibrio. Vale, todo se puede conseguir practicando; pero nos vemos obligados a advertirlo antes de que lo intentéis.

Se trata de un apostura ideal si te gusta que tu pareja tenga el control total sobre la penetración anal. Después de armarla, no podrás intervenir mucho, así que relájate y disfruta. Quien está arriba tiene que hacer la mayor parte del trabajo. Tendrá que mantenerse firme mientras que penetra al mismo tiempo. Además, podrá usar una de sus manos para frotar el clítoris o estimular el pene o testículos.

De nuevo, esta postura puede practicarse tanto como para el sexo anal como para el vaginal.

Esperamos que estas nuevas posturas os hayan gustado tanto o más como las que os mostramos la semana pasada. Esta vez, os  dejaremos algo más de tiempo para que podáis practicarlas con calma y una recomendación de juguetes eróticos que pueden ser de vuestro agrado para iniciaros en estas prácticas. Pincha en la foto para acceder al contenido:

 

vía: badgirlsbible