Como buenos amantes del sexo hace un mes que estuvimos en el SEB, el salón erótico más importante de España, para echarle un vistazo y contaros lo mejor de lo que vimos por allí.

El evento se celebró en la Fira de Cornellá, un edificio en medio de un polígono industrial que pasaría sin más pena que gloria por una crítica arquitectónica de lo más leve. Una vez en el interior aquello es como una feria convencional con sus stands, sus puntos de venta y sus comerciales; pero centrada única y exclusivamente en productos sexuales.

Lo que más llama la atención después de una primera pasada, no te lleva más de diez minutos recorrer toda la feria, es la cantidad de escenarios que hay. Hemos contado hasta 11: Actrices del porno, Red devil, Conrad Son, Club 69, Enclave Gay, Xplicital, Xdream, Sado, Supervixxens, Pierre Woodman y Shows porno privados.  Sin duda el verdadero contenido de esta feria son los shows que se van secuenciando en esos escenarios y que nos enseñan a lo más granado del porno nacional practicando sexo en vivo. Esta es una de las pegas que le ponemos al evento, prácticamente no encontramos representación extranjera aparte de la presencia del mítico Pierre Woodman.

En cuanto a los stands , además del de klic klic, patrocinador del festival y juguete que viene a revolucionar la experiencia sexual en pareja, permitiendo tener “sexo a distancia” nos interesó el de Pablo Attfield. El fotógrafo erótico presentó unas fotografías de muy buena calidad acompañadas de una decoración retro muy bonita. Podéis seguir su trabajo en su tumblr.

En cuanto a los productos hubo varios que nos llamaron la atención y que nos apuntamos para los regalos navideños. Os recomendamos el libro “inglés para pervertidos” de Venus O´hara y que quiere enseñarnos todo el idioma que nuestros profesores no se atrevieron a enseñarnos y que siempre quisimos aprender.  Nos hicieron gracia dos estimuladores uno para chicas el “Sqweel” y otro para chicos los “Tenga eggs“. Alguno ya los conoceréis pero para los menos actualizados que sepáis que proporcionan buenos momentos de diversión en solitario o en pareja. Lo mejor es verlos en acción aquí el primero y aquí el segundo. Por lo demás había toda una gran serie de consoladores, vestuario, maquillaje e incluso muebles eróticos como camas redondas o futones donde poder practicar sexo en pareja o en grupo.

También había servicios para los asistentes como maquillajes o servicio de escorts pero queremos destacar los masajes eróticos, realizados in situ con más o menos privacidad según quisiera el asistente  y con un ambiente más cuidado de lo que fue en general el SEB.

Otra de las grandes atracciones es ver a los actores y actrices paseando entre los stands, firmando autógrafos y posando para las fotografías de los fieles. Nosotros nos quedamos con la actitud y la belleza de Carolina Abril, una actriz canaria que está revolucionando el porno español. También estuvimos con el mítico Nacho Vidal que con sus talleres de sexo deleitó a más de uno.

El momento artístico emocionante fue la grabación de una orgía de 40 personas orquestada por la Fura dels Baus a la que no pudimos asistir por motivos personales pero que todos han alabado.

Dejamos para el final las críticas. La zona swinger fue casi inexistente, limitándose a una pequeña carpa que no invitaba mucho a entrar y que quería ser un local de encuentro de parejas. La comida tampoco fue gran cosa, tan solo el bar de la feria que servía menús del día y que no pegaba mucho allí.

A pesar de las cosas negativas pasamos un fin de semana muy entretenido que nos sirvió para conocer un poco más la industria del porno española y que nos reafirmó en que todavía queda mucho por hacer a la hora de producir contenidos más cuidados que estén a la altura de las exigencias de los que no solo queremos ver pollas y coños en primer plano.